5 consejos para comprar moto usada y no arrepentirse

¿Llega el calor y te apetece montar en moto? ¿Quieres comprarte una moto pero no tienes mucho dinero? No pasa nada, puedes comprar moto usada con estos pequeños consejos para que no tengas ninguna duda de si has elegido bien.

comprar moto usada

 

Por mi parte sale mucho más ventajoso comprarte un vehículo de segunda mano, pues aunque hay más riesgo de que te timen o te engañen, por lo general hay ofertas muy buenas que en las que te ahorras unas pasta y no tiene nada que envidiar a un vehículo nuevo.

 

Consejos prácticos para comprar moto de segunda mano

 

1º Escoge la moto que quieras

Primero ten claro la moto que quieres comprarte, con Internet es muy fácil buscar cualquier modelo que te llame la atención y hacer un pequeño estudio.

Debes tener claro el presupuesto máximo que tienes, pues no es solo comprar la moto, tienes que pagar la transferencia (el papeleo para hacer el cambio de nombre del vehículo), el seguro de la moto y pequeños complementos que te pueden surgir después de la compra.

2º Buscar anuncios de motos usadas

Cuando tengas claro la moto que quieres, lo mejor es ir a internet y buscar en portales de compra-venta. Los más conocidos en este sector son: milanuncios, segundamano, motos.net, autoscout24.es y solomoto.com.es entre otros.

Muchos de estos portales te permiten hacer una búsqueda mucho más ajustada de lo que estás buscando.

Puedes escoger el precio, el año, los kilómetros, fecha de inserción del anuncio (aquí puedes ver que si un anuncio lleva mucho tiempo publicado es mal asunto, lo más seguro es que otras personas ya hayan visto la moto en persona y no les ha gustado).

3º ¿ Vendedor particular o profesional?

Yo creo que cada uno tiene sus pros y sus contras.

Si decides contactar con un vendedor particular, el precio por lo general es más barato pero puedes tener inconvenientes como:

  • La garantía que tienes es menor de 2 años, que es lo que suelen ofrecerte un vendedor profesional o concesionario.
  • Los particulares no tienen taller como lo tiene un profesional, con lo que la mayoría de las veces la moto no suelen estar a punto.

Si de lo contrario vas a contactar con un profesional, el precio del vehículo suele ser más caro pero tiene ventajas como:

  • Tienes garantía de dos años.
  • Algunos concesionarios te regalan el seguro por un año.
  • Te revisan la moto entera y luego la lavan.

4º Observación de la moto en persona

Empieza por orden para no liarte y que no se te pase nada por alto.

Empieza por la apariencia y poco a poco te vas metiendo en los detalles pequeños y sospechosos:

  • Si la moto no está muy cuidada ya sabes más del 50% de como es el dueño de descuidado.
  • Busca zonas grasientas para ver si la moto tiene fugas de aceite.
  • Comprueba la maneta del embrague y del freno delantero.
  • Revisa la cadena si está tensada o no, o si incluso está desgastado el kit de empuje.
  • Debes mirar también las rozaduras que pueda tener en las manetas, pedal de freno o caja de cambios, tubo de escape, algún intermitente que pueda estar partido pero se disimula bien…

De esta manera podrás hacerte una idea de las caídas que haya podido tener la                 moto.

  • Puedes abrir el tapón del circuito del agua preferiblemente cuando la moto no esté del todo caliente. Si al desenroscar el tapón escuchas un silbido es muy mala señal, puede tener tocada la junta de culata o la propia culata.
  • Si no entiendes mucho de mecánica puedes pedirle al dueño una pequeña prueba en un taller, por supuesto corre de tu cuenta ese gasto.

Por último pídele al dueño dar una vuelta en la moto, eso te genera más confianza y puedes ver detalladamente los problemas que te pueda dar la moto en marcha.

5º Acuerda un precio y terminar el papeleo

Si por fin te convence la moto, ya solo queda acordar un precio con el vendedor. Por lo general un vehículo de segunda mano se suele regatear para intentar rebajar al vendedor de 100 a 300 euros el precio final, si intentas rebajar más el precio no creo que lo acepte el vendedor.

 

Para hacer el papeleo puedes llevar impreso de casa un contrato de compraventa ( 2 copias, para vendedor y comprador ), que buscando por Internet tienes muchas plantillas.

Simplemente lo rellenan el comprador y vendedor con sus datos personales, y el comprador se encarga de ir a una gestoría para hacer el cambio de nombre del vehículo.

También pueden ir el comprador y el vendedor a la gestoría y el cambio de nombre te lo hacen al momento.

Comprar moto usada.

Ya sabes los detalles a tener en cuenta para comprar moto usada.

Si te ha gustado este artículo ayúdame a que lo puedan ver más personas.

Solamente te pido que le des a me gusta a este artículo y que lo compartas con tus amigos.

De esta forma me puedes ayudar a mi a seguir avanzando con la página de solomoto y también ayudas a gente que le pueda interesar estos consejos que te doy para hacer una buena compra.

Gracias a todos.

Sergio

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Stay up to date
Register now to get updates on promotions and coupons.

Carrito de la compra

×